Preservativos retardantes y sus ventajas

La industria de los preservativos ha avanzado muchísimo desde la aparición de los primeros condones hasta la fecha. Y es que las mejores marcas de estos populares y efectivos métodos de protección han incluido reformas que no solo le permiten cumplir con sus principales funciones -como proteger contra enfermedades venéreas que pudieran adquirirse a través de la relación sexual sin protección o impedir un embarazo no deseado- sino que además le han convertido en un prolongador de placer para la pareja, gracias a los preservativos retardantes

Distintos tipos de condones para cada necesidad

Pensemos que los preservativos dejaron hace ya mucho tiempo de ser simples protectores: ahora vienen con sabores y olores que aumentan la experiencia de placer de quien los usa, con estimuladores -llenos de rugosidades, estrías y puntos diseñados para maximizar la estimulación de la pareja- o con un efecto ultra sensitivo para quienes quieran emular una relación sexual natural pero contando con la protección de un preservativo.

El punto es que el mercado sabe que en la variedad está el gusto y es por ello que nos trae numerosas clases para escoger, cada uno con sus ventajas y características. Incluso cuando pensamos que un diseño solo sirve para una cosa -como en el caso de los condones retardantes- la verdad es que sus usos suelen ser más variados de lo que vemos a primera vista. Tomemos como ejemplo a los condones retardantes.

Los preservativos retardantes: ¿qué son y cuáles son sus ventajas?

Los preservativos retardantes son condones normales que incorporan algo extra en su lubricante, un ingrediente que produce el retardo en la eyaculación. Muchas personas piensan que su única función entonces es esta, pero esto no es totalmente cierto.

Los preservativos retardantes pueden tener usos variados, como por ejemplo:

– Mientras más tarde el hombre en llegar al orgasmo, más intenso será su placer: este principio es practicado desde tiempos milenarios en otras culturas. Se trata de una práctica muy común en países orientales que utiliza el retraso del orgasmo masculino para maximizar el placer recibido. No es de extrañarse que para aquellos hombres que están comenzando en las prácticas tántricas -o quieren probar qué se siente- el condón retardante sea un gran aliado.

– Aumentar el tiempo de placer femenino: la duración de una relación sexual promedio es en realidad más corta de lo que pensamos. Como el hecho de que queramos alargarla no es nada malo ni para nosotros ni para nuestra pareja, podemos aprovecharnos del efecto retardante de este tipo de protectores sin problemas.

– Potenciando sensaciones: el mercado sabe que hay hombres que usan este tipo de preservativos para aumentar el placer de su pareja. Es por ello que han sacado líneas que, además de retrasar la eyaculación, también la estimulan mientras dure la penetración a través de efectos como cambios bruscos de temperaturas o estimuladores físicos, como surcos o anillos.

– Un remedio contra la eyaculación precoz: finalmente y como es de esperase, el ingrediente activo de los preservativos retardantes es un coadyuvante en el tratamiento contra la eyaculación precoz.

Como ves, los usos de un condón con efecto retardante son bastante variados y dignos de ser probados al menos una vez en la vida.

Deja un comentario