Orgasmos en el embarazo: Todo lo que necesitas saber

Actualmente, todas comenzamos a escuchar y conocer lo que es el orgasmo femenino. Tan desconocido hasta hace unos años donde el placer de la mujer dejaba de ser un tabú, para convertirse en uno de los objetivos del sexo. Y sí chicas, este mundo ha venido de la mano del autodescubrimiento y del éxtasis.

Pues bien, a pesar de lo que se cree, existen varios tipos de orgasmos femeninos según un estudio publicado en el diario «NeuroQuantology». Las mujeres pueden tener cuatro tipos de orgasmos diferentes: clitoriano, vaginal, mixto y múltiple. ¿Sorprendida? Esto solo refleja la cantidad de formas de placer que somos capaces de procesar.

Orgasmo femenino en el embarazo

Hay quienes piensan que durante el embarazo no se puede experimentar placer, y que error tan grande, el sexo es totalmente seguro siempre que no exista una prescripción médica contraria. Sí que es cierto que, no todas las posturas son igual de cómodas, especialmente si se está en los meses más avanzados de embarazo. Pero, de hecho, el deseo sexual puede verse aumentado en algunas etapas del embarazo.

El hecho de tener relaciones durante el embarazo puede implicar algunos beneficios tanto para la relación de pareja como para la madre. Aunque puede darse el caso de que algún miembro de la pareja pierda parte de su deseo sexual, ya sea por las preocupaciones por el embarazo o por disminución de energía. Es vital mantener una comunicación fluida en todo momento.

El bebé en momentos del embarazo avanzado ya escucha lo que ocurre a su alrededor, por lo que sentir a su madre feliz y escuchar risas y disfrute, también lo percibirá y disfrutará.

Algunos beneficios de las relaciones durante el embarazo

  • Aumento de la felicidad. Ya que los orgasmos generan las hormonas que producen felicidad y tranquilidad tanto a la madre como al bebé.
  • Intensificación de los orgasmos. Debido a la concentración de sangre en la zona, aumentan las sensaciones.
  • Ayuda a liberar tensiones, especialmente en el tercer trimestre donde la ansiedad con lo relacionado al parto aumenta.
  • Mejora la flexibilidad del periné.

Posturas sexuales durante el embarazo

En el primer trimestre al no ser el tamaño de la tripa una molestia, por lo que se podría practicar de forma normal. Es a partir del segundo trimestre donde se deberían adaptar las posturas a la tripa, especialmente evitando la presión sobre la tripa.

En este caso, algunas posturas que os recomiendo son:

  • La mujer sobre el hombre, es decir, la vaquera clásica. La embarazada se sitúa sobre la persona que penetra que está tumbada boca arriba, mientras las piernas de la embarazada flexionadas sobre la superficie.

  • La “cucharita”, donde ambos miembros de la pareja se tumban de lado, la mujer embarazada en este caso delante. Ya que se trata de una postura sencilla y cómoda para ambos.
  • Estrellita de mar al borde de la cama. En este caso, la embarazada se sitúa boca arriba, con la cadera al borde de la cama, y la pareja le levanta las piernas, en este caso hay que tener algo de cuidado en la penetración ya que es más profunda.

Complementos que facilitan la penetración

El embarazo no previene del contagio de ITS (infecciones de transmisión sexual), es por ello que el uso de preservativos si son parejas sexuales diferentes es de vital importancia.

Para mejorar la penetración, y el deslizamiento el uso de lubricante hará de las relaciones más placenteras. Además, de ser el complemento ideal para intensificar las relaciones.

 

 

 

Deja un comentario