Bolas chinas: Qué son, cómo se utilizan y ventajas

No hay duda de que todos y cada uno de nosotros hemos escuchado hablar de las famosas bolas chinas en algún momento de nuestra vida, sin embargo, no son tantas las personas que conocen los beneficios que otorga este instrumento a la salud de las mujeres que las utilizan.

¿Qué son las bolas chinas o las bolas de kegel?

Las bolas chinas son un instrumento con una estructura muy sencilla, ya que en la mayoría de las ocasiones cuentan tan solo con una bola o dos bolas que están unidas por un cordón. Sin embargo, lo que hará tan bueno este producto será la pequeña bolita que está en el interior de la estructura jugando un papel crucial ya que estará constantemente chocando con la superficie de la bola que la esté conteniendo, provocando así una pequeña vibración en las paredes de la vagina.

A diferencia de lo que gran parte de la población piensa, las bolas pélvicas no son usadas en la mayoría de las ocasiones como un juguete sexual, sino que, a pesar de que sí que pueden tener este fin, son principalmente utilizadas como una herramienta destinada a una mejora en la salud pélvica.

 

¿Cómo sé qué bolas chinas me darán más placer sexual?

Antes de saber cómo se utilizan, si estás interesada en comprar unas bolas chinas, es muy importante elegir aquellas que se adapten perfectamente a tu cuerpo y tus necesidades, teniendo en consideración factores como las medidas, el peso, el numero de bolas y los materiales utilizados.

 

¿Cómo se usan las bolas chinas?

Para un buen uso de este instrumento deberemos introducir las bolas pélvicas de una forma similar a como se hace con un tampón (puedes utilizar algo de lubricante si crees que es necesario), dejando el cordón levemente sobresaliendo para tener una extracción más sencilla.

Una vez está introducido, es de vital importancia que entremos en movimiento, por nada del mundo queremos estar sentadas, ya que recordemos que lo que generará los beneficios para la salud pélvica será la vibración que provoca la pequeña bolita impactando con las paredes de las bolas más grandes, y esto no sucederá si estamos sentadas.

 

¿Qué bolas chinas debo comprar?

Si nunca habías utilizado las bolas chinas anteriormente, es recomendable comenzar con unas bolas chinas sencillas, de poco peso y tamaño, y durante no mucho tiempo, entre 10-15 minutos al día, e ir aumentando el tiempo poco a poco hasta llegar a las tres horas diarias.

Bolas chinas: ¿Para qué sirven y qué beneficios tienen para la vagina?

El uso de bolas chinas kegel produce una serie de beneficios increíbles tanto para el placer y vida sexual como para el día a día de las mujeres que lo utilicen.

A continuación, te resumimos los 12 principales beneficios de las bolas vaginales:

 

12 beneficios de las bolas chinas para el suelo pélvico

  • Favorecen la lubricación de la vagina
  • Alivian los dolores procedentes de la regla
  • Evitan problemas como pueden ser el estreñimiento e incluso las hemorroides
  • Aumentan tu capacidad para apretar los músculos vaginales, aumentando el placer a la hora de tener relaciones sexuales tanto propia como el de tu pareja
  • Intensifica los orgasmos debido a que aumenta la sensibilidad
  • Disminuyen el dolor que aparece cuando mantienes relaciones sexuales
  • Fortalece los tejidos y músculos del suelo pélvico
  • Nos permite un mayor control de la vejiga, lo cual es útil para prevenir incontinencia urinaria
  • Reduce el tiempo de recuperación postparto para las mujeres que acaben de dar a luz
  • Se puede utilizar como entrenamiento del suelo pélvico tanto antes como después de una cirugía del aparato genital.
  • Tonifica la zona para aquellas mujeres que practiquen deporte de contacto o impacto
  • Previenen prolapsos u otras alteraciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *