5 consejos para disfrutar al máximo de los lubricantes

No cabe duda que en la práctica del sexo lo más importante es disfrutar de la experiencia. Los lubricantes son uno de los complementos ideales para dar un toque de sensualidad a nuestras relaciones.

A continuación vamos a dar cinco consejos para obtener un mayor placer en nuestros juegos eróticos.

Imaginación y juego previo

Los lubricantes no solo sirven para facilitar la penetración anal o vaginal. Podemos utilizarlos también a modo de juego previo al acto sexual. Con unas gotas en el pene o a la entrada de la vagina, extendiendo el líquido con los dedos y aprovechando el contraste de temperatura entre frío y calor, obtendremos una experiencia mucho más intensa y placentera. Incluso podemos darnos un pequeño masaje en cualquier parte del cuerpo y usarlos con nuestros juguetes sexuales predilectos.

Base acuosa o de silicona

Los lubricantes responden actualmente a cualquier necesidad o preferencia. La imaginación es el único límite cuando se trata de disfrutar del sexo. La mayoría de ellos, además, son muy higiénicos, no producen olores o manchas, ni irritan la piel. Debido a su composición acuosa se disuelven fácilmente en el agua, por eso los geles con una base de silicona son ideales para nuestros juegos en la ducha o en casos como la penetración anal, ya que la hidratación es más duradera.

Aromas y sabores

Hemos hablado de imaginación. Para añadir un poco de fantasía al juego amoroso nada mejor que los lubricantes con aromas y sabores. La variedad es inmensa. Desde el gusto a cereza o chocolate hasta los dulces y afrutados para aplicar sobre el cuerpo y saborear cada rincón de nuestra pareja. Estos geles no llevan azúcar y son compatibles con cualquier preservativo. Además, incluyen un dosificador para regular la cantidad que deseamos aplicar en cada momento.

Seguridad

Hay que jugar y disfrutar. Pero siempre desde una perspectiva segura. Ya hemos mencionado que los lubricantes facilitan la penetración pero también pueden ser portadores de algún germen. Por eso es conveniente evitar cualquier contacto con la mucosa de la vagina y cambiar el gel en caso de que hayamos practicado el sexo anal y nos decidamos por el coito de toda la vida.

Lubricantes para todos los gustos

Lubricantes hay de muchas clases. Por eso, es aconsejable escoger aquel que más se ajuste a nuestras necesidades. Hay geles específicos para las relaciones de riesgo o anales, afrodisiacos para estimular el encuentro amoroso o para retrasar el orgasmo y prolongar el encuentro sexual. Elegir el más apropiado solo está en nuestras manos.

Deja un comentario