4 secretos de los lubricantes

Los lubricantes ocupan un lugar importante cuando se trata de tener una relación sexual satisfactoria. Gracias a ellos podemos disfrutar al máximo y multiplicar el goce. En muchos casos es conveniente que los utilicemos, ya sea para que la penetración se sienta de forma natural, para evitar el dolor postcoital, para disfrutar con mayor placer de los juguetes sexuales, o como preámbulo de la relación íntima.
En cualquier caso, existen algunos secretos que tal vez no conozcas y nuestro blog está para aclararlos.

1. Los empleamos para beneficiarnos de varias maneras

No solo empleamos estos componentes para tener sexo anal. Un gran porcentaje de mujeres producen poca cantidad de lubricante vaginal, por lo que se necesita un elemento que ayude a evitar molestias durante el acto.
El uso de estos componentes hace que tengamos una relación más placentera porque nuestra piel se irrita menos. Al haber una menor resistencia debido a la fricción, disfrutamos más del sexo.
También los podemos emplear para realizar masajes en nuestras partes y sentirnos más cómodos durante la relación. Así mismo, estos componentes aumentan nuestra temperatura, favoreciendo un encuentro sexual más placentero.

2. Su elección depende de lo que hagamos

Elegir el producto más adecuado depende de varias cosas. Los productos con base acuosa son menos agresivos con las partes femeninas. Sin embargo, si vamos a tener sexo en el agua, debemos elegir aquel que esté compuesto por silicona, para que no pierda su efecto.
Si utilizamos juguetes sexuales elaborados con silicona no debemos emplear sustancias con ese mismo elemento, porque los dañaremos.
Por otra parte, los elementos hechos con aceites ofrecen aromas increíbles y con sabores exóticos que nos generan mayor excitación.

3. Un mismo producto para la vagina y la zona anal

Podemos utilizar el mismo lubricante para ambas zonas. Sin embargo, la zona anal requiere de mayor lubricación, así que un producto a base de silicona es más duradero. Claro está, cada uno de nosotros probará el producto más adecuado según ciertas prácticas.

4. La gama es casi infinita

Seguramente sabes que existen tres composiciones distintas de lubricantes (agua, silicona y aceite). También debes enterarte de que los hay de diversos colores, sabores y olores (desde frutas hasta champán). El mercado te ofrece desde aquellos diseñados para humedecer y minimizar la irritación vaginal, hasta aquellos que generan sensaciones térmicas en nuestra piel.

Deja un comentario